7800 SW 87 Ave Suite B-270 Miami, FL 33173 305-271-8206

El síndrome de ojo seco

El síndrome de ojo seco es una falta crónica de lubricación y humedad en el ojo. Sus consecuencias van desde una irritación mínima pero constante hasta la inflamación ocular de los tejidos anteriores del ojo.

La sequedad persistente y las rayas y quemaduras en los ojos son indicios del síndrome de ojo seco. Algunos individuos también experimentarán la sensación de tener un cuerpo externo, la sensación de que algo está dentro del ojo. A veces los ojos pueden volverse llorosos debido al síndrome de ojo seco porque la sequedad excesiva funciona para sobreestimular la producción del componente acuoso de las lágrimas.

El síndrome de ojo seco ocurre por varias causas: como parte natural del proceso de envejecimiento, sobre todo durante la menopausia, como efecto adverso de muchos remedios, tales como antihistamínicos, antidepresivos, píldoras anticonceptivas y determinados medicamentos antihipertensivos. Vivir en un clima seco, polvoriento y ventoso también puede producir ojo seco. Si su hogar u oficina tienen aire acondicionado o un sistema de calefacción seca, eso también puede causar sequedad en los ojos. Otra causa es el parpadeo insuficiente, como cuando se está frente a la computadora todo el día.

Los ojos secos son también sinónimos de enfermedades sistémicas, como lupus, artritis reumatoide, rosácea y síndrome de Sjorgren (una tríada de ojos secos, boca seca y artritis reumatoide).

Otras causas son el cierre incompleto de los párpados, enfermedad en los párpados y deficiencia de las glándulas que producen lágrimas. Las lágrimas están compuestas de tres capas: la exterior (aceitosa y lipídica), la intermedia (acuosa y lagrimal) y la capa mucina o mucosa. Cada capa es producida por un conjunto diferente de glándulas oculares. Así que un problema con cualquiera de estas fuentes puede producir el síndrome de ojo seco.

 

Tratamiento de ojo seco

Hasta ahora, el tratamiento principal de ojo seco ha implicado el uso de una variedad de lágrimas artificiales. Una gota oftálmica, Restasis (ciclosporina en una base de aceite de ricino) realmente contribuye a que los ojos incrementen la producción de lágrimas.

Una investigación reciente ha demostrado que uno de los sistemas más prometedores para paliar el dolor causado por las peores afecciones de la superficie ocular del ojo seco son las lentes esclerales. Estas lentes que usamos son medidas y se les da forma para evitar todo contacto con la córnea y se mantiene un espacio entre la superficie trasera de las lentes y el tejido corneal seco y comprometido.

Dado que la superficie de la córnea es sumergida en lágrimas artificiales en todo momento, se la protege de los efectos de disecación por la exposición al aire y la fricción causada por el parpadeo. Esto permite que las lentes esclerales sean no solo toleradas y sino ademas terapéuticas para los ojos secos y para otras otras complicaciones de la superficie ocular.

En ojos que sufren de afección extrema de la superficie ocular, las lentes esclerales han tenido éxito en eliminar el dolor y la sensibilidad a la luz. Los ojos secos gravemente afectados como consecuencia de la cirugía LASIK reciben el mejor cuidado mediante las lentes esclerales. Las córneas, luego de la cirugía LASIK, suelen presentar superficies muy irregulares inducidas quirúrgicamente además de la afección de ojo seco. Las lentes esclerales se ocuparán muy bien de remediar ambas afecciones en la mayoría de los casos.

Las siguientes son fotos oculares de pacientes que hemos tratado, quienes sufrían de ojos secos como consecuencia de alguna enfermedad o de alguna cirugía ocular o refractiva.

 

Otros temas:

Hechos e información sobre el glaucoma.

Galería

Programe su consulta

Complete el formulario a continuación para que un representante se comunique con usted.