7800 SW 87 Ave Suite B-270 Miami, FL 33173 305-271-8206

La diabetes y la vision

La diabetes es una enfermedad que afecta la capacidad del organismo de producir o responder a la insulina (azúcar en la sangre) para que entre en las células del cuerpo y sea usada como energía. La diabetes se divide en dos categorías: tipo 1, que usualmente ocurre durante la niñez o adolescencia y tipo 2, la forma de la enfermedad más común que mayormente ocurre luego de los 45 años.

La diabetes es la quinta enfermedad más mortal en los Estados Unidos y no tiene cura. La diabetes del primer tipo es la primera causa de ceguera en los Estados Unidos.

La principal causa de ceguera en los individuos con diabetes es la retinopatía diabética. La retinopatía diabética es un término usado para todas las anormalidades de los pequeños vasos sanguíneos de la retina causadas por la diabetes. Las paredes de estos vasos sanguíneos se debilitan y causan pérdida de sangre. La retinopatía avanza desde no proliferativa o de fondo hasta proliferativa.

La retinopatía no proliferativa es una forma común, usualmente suave, que, por lo general, no interfiere con la visión. Las anormalidades se limitan a la retina y usualmente solo interfieren con la visión si involucra a la mácula, el área de la retina que nos da la visión más aguda. Si no se trata, puede avanzar hasta llegar a ser proliferativa.

La retinopatía proliferativa, la forma más grave, ocurre cuando se ramifican nuevos vasos sanguíneos o proliferan dentro y alrededor de la retina. Puede ocasionar sangrado en el centro del ojo que contiene líquido o hinchazón de la retina, y asi producir la ceguera.

Los siguientes son hechos importantes para saber acerca de esta enfermedad devastadora.
1. Casi todos los pacientes con diabetes tipo 1 durante 20 años aproximadamente tendrán indicios de retinopatía diabética.

2. Hasta el 21 % de los pacientes con diabetes tipo 2 tienen retinopatía cuando se les diagnostica diabetes por primera vez y la mayoría finalmente desarrollará algún grado de retinopatía.

3. En los Estados Unidos, la diabetes es responsable del 8 % de la ceguera legal, lo que la hace la principal causa de nuevos casos de ceguera en adultos de entre 20 y 74 años de edad. Todos los años, entre 12.000 y 24.000 individuos pierden su visión a causa de la diabetes.

4. El glaucoma, la enfermedad corneal y las cataratas son más comunes en individuos con diabetes y contribuyen a un alto índice de ceguera.

5. El daño en el nervio, la enfermedad cardiovascular y de riñón tienen más posibilidades de ocurrir en fumadores con diabetes. El consumo de tabaco incrementa la presión sanguínea y aumenta el nivel de azúcar en la sangre, lo que dificulta el control de la diabetes.

La clave para prevenir los problemas oculares relacionados con la diabetes es un buen control de los niveles de glucosa en la sangre, una dieta saludable y el buen cuidado de los ojos. Los estudios han demostrado que los pacientes cuyos niveles de glusoca en la sangre han mejorado con control de glucosa en la sangre mejorado tienen un riesgo mucho más pequeño de desarrollar retinopatía diabética (un riesgo menor del 76 %).

Dado que una persona con diabetes puede tener retinopatía diabética y no saberlo, las evaluaciones oftalmológicas regulares practicadas por el oftalmólogo son esenciales. Los exámenes de ojo dilatado deben realizarse anualmente. Las mujeres con diabetes tipo 1 que están embarazadas deben realizarse un examen oftalmológico integral en el primer trimestre y un seguimiento a lo largo de todo el embarazo.

Gallery

Programe su consulta

Complete el formulario a continuación para que un representante se comunique con usted.


[recaptcha]